ves esta página sin formato por que esta hecha cumpliendo el estándar web CSS 2.
tú navegador no soporta este estándar, o tienes dicho soporte desactivado.
si estas en el primer caso, actualízate. merece mucho la pena.

Quotidianum

As cousas do día a día,
dende a trastenda arqueolóxica persoal de
José María Bello

Arquivos

<Agosto 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
             

************************* Segui @XoseMariaBello ************************* Free counter and web stats *************************


Blogalia

Blogalia


©2002 elpater

Inicio > Historias > Asalto creacionista a la Universidad

Asalto creacionista a la Universidad

2008-01-10 21:52:53+01

Una vez más, el reverso tenebroso asalta los (que deberían ser) templos del saber. Ahora los asaltantes son los creatas organizados, y las víctimas las universidades de Vigo y León.

Los antecedentes y los detalles del caso pueden encontrarse en diversos sitios, por ejemplo en la Bitácora de la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico, en un artículo de Javier Armentia, o en el imprescindible blog del Paleofreak.

La de Universidad de Vigo ya se dio de baja, recuperando la dignidad que estuvo a punto de perder. A ver qué pasa con la de León, a cuyo Decano envié la siguiente carta, abierta como el texto al que responde:

----------------

Sr. Decano de la Facultad de Biología
D. José Carlos Pena Alvarez
Universidad de León

Respetado Sr. Decano:

Leo con consternación la respuesta dada por usted en carta abierta a las personas y organizaciones que le hicieron saber su malestar por la cesión del Aula Magna de su Facultad para un acto propagandístico de una sociedad creacionista.

En su respuesta alude usted a sus convicciones liberales y al derecho fundamental a la libertad de expresión recogido en nuestra Constitución. Lamento tener que señalarle que su discurso me parece falaz. Intento explicarle por qué me atrevo a hacer esta afirmación tan rotunda:

- Nada tiene que ver la libertad de expresión en la sociedad con su aplicación genérica a foros con fines concretos determinados. Nuestra sociedad es organizada e institucional. Dicha organización se articula de forma que podríamos llamar analítica, diseccionando aspectos diferenciados que dan lugar a instituciones específicas, cada una con sus fines más o menos delimitados (lo que no impide que exista, lógicamente, una cierta "transversalidad"). La Universidad es, cuando menos para aquéllos que hemos tenido la fortuna de poder acceder a ella, una de las más dignas. Es la sede colectiva de la producción y transmisión organizada del conocimiento cierto, y en cuanto tal, es la principal referencia de éste. La Universidad puede y debe estar presente en los asuntos que se debaten en la sociedad, sobre todo cuando estos asuntos se refieren al conocimiento. Debe estar presente desde su propia especificidad institucional y desde sus propios valores, es decir, tomando parte activa en la difusión del conocimiento cierto y en la defensa a ultranza de éste.

- Lo que ahora se propone y usted autoriza es justamente lo contrario. Es la utilización de las sedes universitarias, y para colmo de las sedes más específicamente relacionadas, como es la Facultad de Biología, para difundir, bajo el marchamo de la Universidad, un subproducto propagandístico que se da de bofetadas con todo lo que, gracias a la Universidad, hemos ido conociendo acerca de la evolución de la vida en el Planeta. Es un acto profundamente antiuniversitario, realizado en la propia Universidad, empleando a ésta como amplificador y legitimador de lo que no debe ser amplificado ni legitimado. Es, sencillamente, un acto perverso, porque pervierte los fines y los valores de la Universidad.

- No es de aplicación aquí el recurso a la libertad de expresión. La sociedad dispone de multitud de foros y espacios para exponer y difundir cualquier idea, por peregrina que sea. Pero la Universidad no es uno de esos espacios. Los mismos ejemplos que usted expone en su carta abierta abundan en esta idea. Por una parte, habla usted de debates sociales sobre asuntos concretos que son susceptibles de ser estudiados con aportes técnicos, que bien pueden venir de especialistas universitarios, y que pueden dar luz a la situación debatida. Nada que objetar, por supuesto. Y habla usted también de debates de otros asuntos, más relacionados con el conocimiento. Estupendo también. Pero aquí no se plantea ningún debate, sino simplemente un acto de propaganda. Si su Facultad quiere realizar un debate sobre el creacionismo, entiendo que no sólo está en su derecho a hacerlo, sino que me parece una iniciativa digna de encomio. Pero hablamos de un debate, algo así como un combate singular entre los campeones de los ejércitos en combate. Eso es posible y beneficioso: ponga usted, por ejemplo, al Profesor Ayala (distinguido, según creo, con un doctorado honoris causa por su Universidad) por un lado, y al mejor de los creacionistas por el otro, y oigamos lo que nos dice cada uno de ellos. Un debate, un combate de ideas, entre campeones, en pie de igualdad; con posibilidad de ataque y defensa, de emitir ideas y de rebatir las ideas del contrario. Reconozco que estoy mintiendo un poquito, porque en el fondo creo que hasta eso sería exagerado, y que no es lícito ni digno contribuir a poner en el mismo plano a un prestigioso científico y a un grupo de payasos propagandistas de estupideces. Fuerzo al máximo mis convicciones para aproximarme a su posición, basada en los dignos valores del liberalismo primigenio, pero errada en la aplicación de éstos. Pues bien: aun dando por bueno este debate, lo que usted autoriza ahora es mucho peor, porque no se trata de debate de ningún tipo. No, ahí no se van a confrontar ideas, se va a hacer propaganda (ni siquiera publicidad) de un montón de errores, cuando no intencionadas mentiras, que atacan al conocimiento universitario. No se va a hacer por parte de prestigiosos especialistas, sino de propagandistas profesionales. Y no existe contraparte alguna que pueda enmnedar la plana a los proponentes: simplemente, a la parte que ataca al conocimiento científico se le regala un estrado privilegiado sin ponerle freno ni contrapunto. No se organiza un debate: se convierte la Universidad en un púlpito.

Creo que debo parar, aunque el cuerpo me pida continuar. No quiero robarle más tiempo, que seguro que también le escasea, y confío en que su buen criterio sabrá revisar la conclusión a la que ha llegado. Una conclusión que parte de principios más que correctos, y de una buena fe de la que ni por un momento he tenido ni tengo la menor duda.

Pero creo que ha errado la conclusión, y he sentido la necesidad de hacérselo saber. Espero que sepa disculpar la osadía. Si no es así, piense que la Universidad es de todos y, vuelvo al principio, algunos la tenemos en la más alta estima. A mí me resulta doloroso ver que una Facultad de Biología, en lugar de difundir el conocimiento que nos
permita comprender la diferenciación de especies animales, fomente la confusión entre éstas y contribuya a que nos den gato por liebre.

Con el mayor respeto, reciba un cordial saludo,

José María Bello Diéguez
Arqueólogo
A Coruña

-------------

En estos momentos hay informaciones oficiosas de que también la Universidad de León ha anulado el acto que previamente había autorizado. Esperemos que sean noticias correctas.


2008-01-10 21:52 | 3 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://quotidianum.blogalia.com//trackbacks/54702

Comentarios

1
De: Teresa Fecha: 2008-01-10 23:51

Ñó! Estabas sembrado, pater. Felicitaçaos :-**



2
De: Anónimo Fecha: 2008-01-10 23:58

Gracias, chinita :-)
Lo mejor es que se anuló la conferencia. Bien por el Sr. Decano, que todos sabemos que no es nada fácil rectificar, y todavía lo es menos cuando se ha hecho pública la decisión.



3
De: Vendell Fecha: 2008-01-11 00:24

No me extraña que el decano haya cambiado de postura. Enhorabuena, y gracias por el ejemplo.



portada | subir